EXISTEN LOS ANGELES? | QUIÉNES SON LOS ÁNGELES? | PRESENCIA DE LOS ANGELES | LOS DIEZ PASOS | CONOZCAMOS A LOS ANGELES | CATEGORIAS DE ANGELES (1) | LOS SIETE ARCANGELES (2) | CATEGORIAS DE ANGELES (2) | LOS SIETE ARCANGELES (1)
 
CATEGORIAS DE ANGELES (1)
 
   

imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
alborada@etp.net.co
CONTACTO
 
Todos los que escriben sobre los ángeles están de acuerdo en que existen muchas clases
diferentes de seres celestiales que sirven de puente o enlace entre los reinos espiritual y físico.
Existen numerosas versiones en cuánto a sus nombres, categorías y funciones de cada uno.

El sistema de organización más conocido en nuestro mundo occidental proviene de un libro que apareció en el siglo VI, se supone que fué escrito por Dionisio el Areopagita, discípulo de San Pablo; en él figuran tres esferas de ángeles, con tres categorías cada uno.

La palabra ángel se utiliza como término genérico para referirse a todos los seres celestiales, pero también para designar los miembros de la tercera esfera, los más próximos al mundo físico. También la palabra arcángel se utiliza con frecuencia como término genérico para referirse a todos los órdenes elevados de seres celestiales, aunque en realidad no sean sino una de las categorías altas.

CLASIFICACION

Se denominan comúnmente esferas a cada uno de los tres niveles o categorías de ángeles:

Primera esfera: ángeles que sirven como consejeros celestiales:

1 Serafines
2 Querubines
3 Tronos

Segunda esfera: ángeles que trabajan como gobernadores celestiales:

4 Dominios o Dominaciones
5 Virtudes
6 Poderes

Tercera esfera: ángeles que laboran como mensajeros celestiales:

7 Principados
8 Arcángeles
9 Ángeles

Según otros estudios angélicos, ocasionalmente aparecen pequeñas variaciones en este orden, pero no son muy significativas.

Veamos ahora, de manera muy breve, una descripción de cada una de las categorías para que nos vamos familiarizando con ellas:

ANGELES

Los ángeles más conocidos son los del 9º orden. Son los más próximos a la humanidad, los que más se ocupan de los asuntos humanos.
Dentro de esta categoría, existen ángeles de muchas clases distintas y con diferentes funciones. Los que más conocemos son los ángeles guardianes o custodios o de la guarda, debemos considerarles los mejores acompañantes. Quieren ser nuestros guías en procesos de crecimiento y superación para una conciencia espiritual cada vez mayor.
imagen
LOS ANGELES DE LA GUARDA

Están por todas partes, siempre cerca de nosotros, más cerca que el pensamiento de
aquellos que nos aman. Desde nuestro nacimiento hasta el ocaso de la vida, ellos son nuestros
compañeros inseparables.
Después de Dios, ellos son quienes más nos cuidan, inspiran nuestras oraciones, animan nuestro fervor, dirigen nuestros actos para hacerlos adquirir el mérito de eternidad, son como verdaderas palancas para elevarnos hacia una mejor calidad de vida espiritual, una vida más plena y satisfactoria.

Ellos pueden ayudarnos a adquirir conocimientos referentes al espíritu, la divinidad y el futuro o el secreto de las conciencias por medio de locuciones auditivas, imaginativas o intelectuales, entonces nuestras almas son iluminadas aquí en la tierra con la Sabiduría Divina que pasa por las más altas jerarquías, de aquellas van bajando hasta llegar a nosotros, pero es necesario merecerlo.

Los ángeles han sido, y siguen siendo los medios de comunicación más perfectos. Cuando se tiene necesidad de ellos basta un solo impulso de fe para que nos ayuden a franquear distancias y barreras espaciales. Ellos pueden intervenir por nosotros estableciendo contacto con los ángeles de otras personas hacia las que necesitemos llegar.

Ellos nos consuelan y mantienen la unión incesante entre nosotros y el cielo, de manera muy eficaz, con un gran cariño y ternura.

Son inseparables del alma incluso después de la muerte y se ocupan de conducirnos al cielo, su alegría, júbilo y alborozo son muy grandes cuando nos llevan a compartir con ellos en el día sin fin de los reencuentros, porque entonces los últimos eslabones alcanzarán a los primeros, desde la primera generación hasta la última y todos juntos nos renovaremos y disfrutaremos en la hoguera ardiente de la caridad del Padre.
imagen
Los niños conservan durante un tiempo la capacidad de ver y hablar con sus ángeles de la guarda, numerosos padres han visto (y se han preocupado) cuando sus niños comparten con los que llamamos amigos imaginarios o invisibles y muchas citas con sicólogos, siquiatras y sicoanalistas han sido pagadas por padres preocupados, sin embargo hasta la fecha no se ha sabido de ningún niño que haya sufrido daños mentales, de desarrollo o de personalidad por la presencia de aquellos compañeros de juegos de su infancia.

Hasta que edad permanecen visibles y en contacto? No depende de los ángeles, la teoría más arraigada es la de que podemos verles y hablarles hasta que se pierde la inocencia. Pero este es un argumento muy vago e indefinible, cabría preguntarnos que entendemos por inocencia? Cómo y cuando se pierde?
La verdad es que los ángeles de la guarda o ángeles custodios siempre permanecen cerca de nosotros, somos nosotros quienes dejamos de verles y hablarles debido a que las imposiciones de la sociedad nos obligan a madurar y a volvernos serios, el temor a parecer diferente o a ser rechazado por un entorno social que, como no lo entiende, rechaza este tipo de manifestaciones espirituales; fácil e injustamente señalamos como locos a todos aquellos que ven,hacen o dicen cosas diferentes o especiales y que se salen del común. El absurdo temor a ser señalados o rechazados, nos lleva a encarrilarnos con el rebaño y a negarnos algunas bendiciones.
También les conocemos como ángeles custodios.

Toda persona tiene junto a sí un ángel como tutor y pastor, para llevarlo a la vida( San Basilio,
citado en Catequesis de Juan Pablo II, el 6 de Agosto de 1986).

San Jerónimo dice:Cuán grande es la dignidad del hombre, que desde el día de su nacimiento tiene asignado un ángel para que le proteja.

La fiesta de los ángeles custodios se celebra el 2 de Octubre.

Después de Dios, ellos son quienes más nos cuidan, inspiran nuestras oraciones, animan nuestra fe.
Esta manera de poner a nuestro servicio a estos seres espirituales, es un rasgo muy significativo de la bondad del Padre para con nosotros y una hermosa lección de caridad, que pone a los fuertes y poderosos al servicio de los humildes y de los débiles, así se verifica la intercomunión entre la iglesia del cielo y la iglesia de la tierra (entendiendo iglesia como al conjunto de seres que participan y comparten una fe). Nosotros les damos honor y ellos nos dan su ayuda.

Es de vital trascendencia el cultivar fervientemente nuestro ser interior,nuestra espiritualidad y nuestra fe, para mantener un contacto permanente y vital, con nuestros respectivos ángeles.

Recordemos la oración que, con pequeñas variantes, nuestra madres nos enseñaron cuando éramos niños, cuántas veces, ya desde adolescentes, hemos vuelto a repetirla?

Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día, hasta que me pongas en paz y alegría con todos los santos, Jesús y María.

Una de las variantes conocidas termina así:no me desampares ni de noche ni de día, no me dejes solo que me perdería

Y aún una tercera opción concluye diciendo:ni de noche ni de día, si me desamparas que será de mí? Angel de mi guarda, ruega a Dios por mí.


Continuemos conociendo las restantes categorías de ángeles:



LOS ARCANGELES


Más allá de los ángeles están los seres que acostumbramos llamar arcángeles, también se les conoce cómo ángeles superlumínicos, y se ocupan de áreas más importantes y complejas del quehacer humano. Estos ángeles pertenecen a una familia diferente de ángeles, son mucho más poderosos, pero también se encuentran relativamente a nuestro alcance, también intervienen acerca de nuestras actitudes y necesidades más importantes.

Las Sagradas Escrituras mencionan sólo a tres de ellos, que vienen a ser los más conocidos: Miguel
(Apoc.12: 7-9), Gabriel (Lucas 1: 11-20; 26-38) y Rafael (Tobías 12: 6,15) Los demás los conocemos a través de otros libros antiguos y también otro muy conocido es Uriel.

Los arcángeles nos proporcionan consuelo y fortaleza. Al coro de los arcángeles pertenecen los
siete espíritus bienaventurados que permanecen ante el trono del Altísimo listos para ejecutar sus órdenes. Su fiesta se celebra el 29 de Septiembre.

Los nombres de los cuatro arcángeles menos conocidos por nosotros difieren mucho; una de las
razones son las variadas y muy diferentes traducciones que se han hecho de aquellos antiguos
libros y el hecho de que son muchísimos arcángeles; algunos estudiosos del tema han conocido
de unos y otros de algunos diferentes, nosotros nos concentraremos en los siete más comúnmente conocidos y cuyas funciones y responsabilidades más tienen que ver con nuestro crecimiento y superación