EXISTEN LOS ANGELES? | QUIÉNES SON LOS ÁNGELES? | PRESENCIA DE LOS ANGELES | LOS DIEZ PASOS | CONOZCAMOS A LOS ANGELES | CATEGORIAS DE ANGELES (1) | LOS SIETE ARCANGELES (2) | CATEGORIAS DE ANGELES (2) | LOS SIETE ARCANGELES (1)
 
PRESENCIA DE LOS ANGELES
 
   

imagen
 
También la vida de muchos santos se ha visto iluminada con la presencia de los ángeles,
como las voces que escuchaba Juana de Arco. Pero lo más asombroso son los testimonios
de los Papas y sus experiencias personales con los ángeles custodios. Monseñor Roncalli, más tarde Papa Juan XXIII, contó que estando encargado quien luego sería el Papa Pío XI, como visitador apostólico en Bulgaria y luego en Turquía y Grecia, países no católicos, sus ángeles custodios le allanaban las dificultades en el trato con la gente, y decía:
Cuando tengo que hablar con una persona de difícil acceso y con la que nuestra conversación requeriría de un tono más persuasivo, recurro a mi ángel custodio, le encomiendo el asunto, le pido que intervenga ante el ángel custodio de la otra persona con quien deberé hablar.Una vez establecido el contacto entre los ángeles la conversación del papa con su interlocutor era mucho más fácil.

Cuando Juan XXIII rezaba el Ängelus en la plaza de San Pedro con la masa de peregrinos que allí acuden, se dirigía también y tenía presente a la multitud de ángeles custodios presentes pero invisibles en la misma plaza.

EL ANGEL CUSTODIO Y EL CONCILIO

Por último, Juan XXIII le contó a un Obispo canadiense que la idea de convocar al Concilio Vaticano II, la atribuía a una inspiración de su ángel custodio. Aclaró simplemente que fue por su intermedio como Dios le dio esa inspiración.
Paulo VI coronó los testimonios de sus ilustres predecesores con la Profesión de Fe de 1968, donde comienza y termina El Credo del pueblo de Dios mencionando a los ángeles, e insta al pueblo cristiano a acrecentar su devoción a ellos.
imagen
PARA APRENDER A LABORAR CON LOS ANGELES


Qué son los ángeles y porqué responden a nuestras oraciones?
Los ángeles son, con respecto a Dios, lo que son los rayos del sol con respecto a éste.
Dios creó a los ángeles para que fuesen sus mediadores, mensajeros y asistentes, para que nos colaboren en todos nuestros procesos de superación, mejoramiento de nuestra calidad de vida y desarrollo espiritual, requisitos ineludibles para lograr nuestra feliz realización. Esa es su razón de existir.

Aunque vivimos en un mundo material, tenemos un vínculo especial con el Padre a través de sus ángeles y cada uno de nosotros tiene una porción de Dios, una chispa divina en nuestro interior que nos permite pedir ayuda a los ángeles y esperar resultados; siempre y cuando lo que pidamos sea positivo, no perjudique a nadie, ni interfiera con la voluntad del Padre ni con nuestros procesos de vida.

No solo podemos pedirles que nos ayuden, sino que también podemos darles instrucciones para que hagan tareas más grandes, evitar crímenes, salvar a nuestros hijos de la droga y el alcohol u otros peligros relativos a la violencia.

Los ángeles están literalmente a la espera de que les pidamos algo, de que les invoquemos. Por que hay una regla que rara vez desobedecen, no intervienen en nuestro mundo a menos que se lo solicitemos.
Ellos deben respetar nuestro libre albedrío. En cuanto a este punto ni siquiera el Padre, que sí podría hacerlo, interfiere con nuestras decisiones y elecciones personales, en muchas ocasiones es necesario que vivamos algunas experiencias que podríamos considerar dolorosas, incómodas o difíciles, para poder aprender la lección de vida oculta tras esas vivencias.

Tengamos esto muy presente!
 
alborada@etp.net.co

CONTACTO